Blog de invypractica8paolangel

Preguntas Generadoras Núcleo 1

1.  ¿En cuál etapa del desarrollo se encuentra el niño que culmina su educación preescolar y aspira a la educación básica primaria?

Es una etapa de transición que falta modelar y esta tarea hay que desarrollarla en le escuela básica primaria. De acuerdo a la revista Digital El salto de educación infantil a educación primaria, Temas para la Educación. (2010). Revista Digital para profesionales de la enseñanza. No. 6. Federación de la enseñanza de Andalucía, España,la etapa en que se encuentra el niño que termina la educación preescolar es aquella en la cual se despierta las ganas de aprender de los niños y niñas a través de la motivación y se han puesto las bases de lo cognitivo y afectivo. Esta etapa juega un papel determinante en las estrategias de aprendizaje para el desarrollo, ya que facilita la integridad y disposición positiva de los niños y niñas y logra nuevas formas de autorregulación del comportamiento.

Opinión:

Todo puede ser cierto, pero los tiempos cambian y la pedagogía evoluciona y más en el siglo XXI en el entorno de la globalización y de las tecnologías de información y comunicación. No obstante, es preciso tener en cuenta que el niño o niña que entrega la educación preescolar es un ser asociable, individualista, egoísta, poco cooperativo, elementos estos que hay que moldear en la escuela básica primaria.

¿Cómo ha de ser el paso de una etapa a otra? Para conseguir que el paso de una etapa a otra suceda de la forma más agradable posible, es necesario que el docente reciba una preparación en relación con las formas de actuación pedagógica que le permita ayudar al niño en su adaptación a la nueva situación escolar.  Al incorporarse a la vida escolar, el niño experimenta una reestructuración psicológica esencial, pero este niño que culmina su sexto año de vida y comienza en el primer grado, mantiene aún, las características psicológicas propias de la edad preescolar, ya que el desarrollo es un proceso continuo pero paulatino y progresivo, y requiere un tiempo de adaptación a los nuevos cambios en la vida del niño que puede durar desde los primeros meses hasta incluso todo el curso escolar, en dependencia de sus peculiaridades individuales, construidas de forma particular bajo la influencia del medio familiar y sociocultural en general en que se ha educado.  Otras posibles manifestaciones que presentan los niños al iniciar el primer Grado son las siguientes: a) dificultades en la comprensión de orientaciones y explicaciones durante los primeros meses del curso escolar; b) falta de concentración, manifestando intranquilidad motora, solicitando reiteradamente ir al baño o tomar agua, y c) algunos niños involucionan en la adquisición de hábitos y habilidades.

2.  De acuerdo con este proceso evolutivo, ¿cuáles son los principales intereses de los niños de esta edad (finales de los 5 hasta los 7 años)?

Los principales intereses de los niños y niñas preescolares son conocer, asombrarse e imaginar. Como se presupone que la Educación Infantil constituye una etapa significativa en la vida del individuo, en ella se estructuran las bases fundamentales del desarrollo de la personalidad, se forman y regulan una serie de mecanismos fisiológicos que influyen en el desarrollo físico, el estado de salud y en el grado de adaptación al medio.

Opinión: 

Los intereses del niño o niña dependen del contexto familiar, cultural y socio-económico que lo rodea y por lo tanto no se puede generalizar para todos los niños y niñas que los intereses sean los mismos de manera genérica. Por lo tanto, se requiere hacer más investigación sobre los intereses infantiles por segmentos para reestructurar currículos y prácticas pedagógicas diferentes.

3.  ¿Cuáles son sus referentes con relación a la articulación preescolar – primero de primaria?

Los referentes son los maestros. La entrada del niño a la escuela primaria básica constituye un momento fundamental de su vida, ya que va a iniciar el proceso de aprendizaje sistemático de los fundamentos de las ciencias, comienza una actividad seria y responsable: el estudio, que durante toda la vida escolar va a constituir la actividad fundamental y por su cumplimiento será evaluado por los maestros, padres y por la sociedad en general. La Educación primaria se desarrolla de manera ordinaria entre los 6 y los 12 años de edad y se encuentra organizada en tres ciclos de dos cursos académicos cada uno de ellos.  En esta etapa se adquieren y perfeccionan progresivamente una serie de conocimientos, aptitudes y capacidades que van a ser determinantes en el futuro académico de los alumnos y las alumnas, ya que una sólida formación en aspectos básicos del conocimiento.

Opinión:

Si bien es cierto que los referentes son los maestros, sin embargo, hay aspectos importantes que serían referencia, como son los currículos, las prácticas pedagógicas y el contexto en que se recibe al niño o niña en la escuela básica primaria. El problema con los maestros es que no se comunican ni hay una bitácora o registros de los niños y niñas que pasan a primaria para poder organizar y planificar el trabajo hacia adelante, como ocurre con el campo de la medicina que recibe la paciente con un, historial de vida de la salud y desde ese punto inician su trabajo profesional.

4.  ¿Cuáles deben ser las aptitudes y actitudes de los docentes de preescolar y primaria?

Es necesario creer que hay una continuidad entre Educación Infantil y Educación Primaria. No es sólo trasvasar información de una etapa a otra respecto a los procesos madurativos y de aprendizaje alcanzados por los niños (as) en Educación Infantil. Tampoco consiste en un mero adelanto de los contenidos de la Educación Primaria y de sus metodologías a la Educación Infantil. Por lo tanto, es necesario adecuarse a los cambios en el proceso enseñanza-aprendizaje. El tránsito de una etapa a otra debe producirse de manera natural y debe haber preparación tanto de los niños como de los docentes que están implicados en esta continuidad.  La efectividad de este paso, supone lograr la unidad de ideas y acciones, lo que implica la necesaria integración entre todas las influencias educativas que recibe el niño durante su vida, porque es preciso coordinar el trabajo y las actividades a fin de unificar criterios y modos de actuación, tomando en cuenta los principios de la unidad y la diversidad; la masividad, calidad y la equidad y, del trabajo preventivo. 

Opinión:

No es un problema de aptitud y actitud, ya que lo importante es que se cuente con una instrumentalidad que garantice un desarrollo progresivo, una continuidad lógica y natural, a fin de evitar que se produzcan cambios bruscos de una etapa a otra. Adicionalmente, debe contarse con una organización y en el orden pedagógico con un programa curricular que favorezcan la ampliación y el enriquecimiento del desarrollo del niño, expresado en una rápida adaptación a las nuevas condiciones a las que se enfrenta. Es decir, es un problema del niño o niña. Enfrentar de forma adecuada cambios, no es una tarea fácil para el niño y en ese orden de ideas el maestro es clave en su papel de lograr de articular las dos etapas: preescolar y primaria básica primaria.

5.  ¿Cuáles deben ser las habilidades y características de los docentes de preescolar y primaria?

Los docentes deben llenarse del don de la flexibilidad y entender que hay continuidad y que no hay una ruptura con la etapa anterior, de afianzamiento y ampliación de los contenidos de trabajo. El salto de lo prescolar a la escuela primaria básica suele implicar una ruptura completa tanto en el fondo como en la forma: nuevos profesores, distinta organización y distribución de espacios y tiempos, y sobre todo un cambio en la forma de entender el trabajo en el aula: cambia la metodología y el modo de abordar los contenidos.  Hay que trabajar por proyectos al amparo de nuevas propuestas didácticas para simplificar la didáctica del aula, mediante el uso de un libro de texto elegido, obviando los conocimientos previos adquiridos por los niños, que son muchos y diversos puesto que abarcan todos los ámbitos del desarrollo: afectivo, social, cultural y cognitivo.

El docente debe profundizar en las causas del desencuentro entre ambas etapas, ya que: a) las características de cada etapa son diferentes, así como los hábitos y prácticas de los docentes; b) la “autosuficiencia” es típica entre los docentes de ambas etapas, y c) la ausencia de actitudes positivas por parte de equipos directivos y equipos docentes para logra una coordinación entre etapas.

 Opinión:

Todo lo anterior es válido en relación con los docentes, porque hay otros aspectos a considerar., tales como los contenidos y las metodologías de ambas etapas que es necesario conciliar. No debe hacerse o entenderse como un proceso lineal, reduccionista y esquemático, sino como un proceso de carácter cíclico, teniendo en cuenta un conjunto de elementos pedagógicos comunes a ambas etapas, así como la diferenciación educativa y curricular en ambas etapas. Algunos maestros de primer grado, pretenden convertir a los niños bruscamente en escolares, obviando que constituye un período de tránsito de preescolar a escolar, que ocurre en las condiciones físico-ambientales de una escuela, para lo cual hay que prepararse.  

Debe el docente pensar en las consecuencias del cambio de una etapa a otra, las cuales se pueden producir tanto de inmediato, como incluso, mucho tiempo después. Se trata de dificultades para adaptarse a la nueva situación escolar, perdida de interés en las tareas escolares, necesidad de realizar un mayor esfuerzo para mantenerse concentrados en las actividades, ya que no mantienen los mismos intereses del grupo donde se encuentran, deseo del juego en mayor grado, también pueden manifestarse desajustes emocionales, tales como: retraimiento, irritabilidad, llanto frecuente, negativismo, miedos, intranquilidad, ansiedad, alteración del control de esfínteres y otras no previsibles.  Estas consecuencias podrán provocar conflictos y crisis, más o menos intensas en unos niños que en otros, en dependencia de sus características individuales y la forma en que se maneje la situación en el hogar y en la escuela. 

Es imprescindible el intercambio entre educadores del grado preescolar y los maestros del primer grado de la escuela primaria, que permita precisar en qué aspectos del desarrollo tienen realizaciones los niños o en cuáles presentan dificultades, para poder instrumentar el trabajo pedagógico respondiendo al principio de la atención diferenciada. Como el proceso es algo continuo, se debe obtener que el niño comience a sentir la alegría y satisfacción de ser un escolar, establecer armoniosas y agradables relaciones con su maestro y familiarizarse con el régimen de vida escolar, además de reforzar el desarrollo de las capacidades intelectuales del niño y el dominio de procedimientos para aprender.  Esta preparación del docente tiene como objetivo, favorecer o consolidar el desarrollo que el niño necesita para responder con éxito a las exigencias que plantea el aprendizaje en primer grado, favoreciendo entonces el tránsito de la etapa preescolar a la escolar.  


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: