Blog de invypractica8paolangel

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Preguntas Generadoras Núcleo 5

Escrito por invypractica8paolangel 06-06-2018 en Transición Pedagógica. Comentarios (0)

1.  ¿Cómo se desarrolla la práctica pedagógica en el aula de preescolar y de primero?

Según Vanegas (2013) la práctica pedagógica era tradicional y autoritaria. En la actualidad, se parte de un plan de estudios al que el (la) docente debe ceñirse en su práctica pedagógica, ayudado (a) de estrategias que permitan que el estudiante interactúe con cada conocimiento y aprenda desde la exploración y relación con el entorno que le rodea.

La práctica pedagógica se desarrolla en un lugar donde interactúa el docente, los estudiantes y la institución educativa. Es una praxis social, objetiva e intencional en la que intervienen los significados, las percepciones y las acciones de los actores maestros (as), estudiantes, autoridades educativas, padres de familia, instituciones gubernamentales que “delimitan las funciones del maestro” (Fierro, 1992:21). Como es un proceso consciente, deliberado y participativo para mejorar desempeños y resultados, la práctica pedagógica es clave, tanto en le educación preescolar como en el primer año de primaria. De ahí la importancia de la práctica que se enfrenta ante un cúmulo de procedimientos, estrategias y acciones, objetivos, temas a enseñar, una  didáctica, un currículo y una filosofía institucional. 

Opinión: La práctica pedagógica en el nivel preescolar y de primero se desarrolla de manera individual y debería tender a ser única y homogénea.

2.  ¿Existen planteamientos claros y precisos sobre lo que debe hacerse con cada uno de estos niveles de educación infantil?

Existen planteamientos, pero ellos no son claros y precisos porque el mundo cambia y evoluciona en el espacio y en tiempo. De ahí que no hay un solo currículo ni una sola práctica pedagógica ni una sola estrategia en todos los niveles educativos. Abello y Acosta (2006) simplemente señalan que los programas desde la primera infancia  deben generar efectos positivos en la vida escolar y se debe lograr rendimiento académico en los primeros años de la educación formal, disminuir la deserción y la repitencia. No es casual que en la infancia inicial se consideren cinco modalidades: Hogares Infantiles y Lactantes y Preescolares del ICBF y los Jardines Sociales, las Casas Vecinales y las Alianzas Amigas de la Niñez del DABS. De otra parte, vale la pena reiterar en la importancia del proceso de formación de formadores y de trabajo con familias, en el impacto en concepciones y prácticas de formadores, en las familias y en el desarrollo infantil, aspectos estos que deben ser evaluados. Los planteamientos cambian en la medida que la investigación tenga hallazgos, tales como mejores logros son en las áreas cognitiva y la comunicativa que en lo afectivo y en  la interacción social. Estos resultados llevan a replantear las prácticas en la dirección de dar importancia al desarrollo afectivo y la  interacción social del niño/a bajo el supuesto de educación integral.

Los planteamientos se extienden al proceso de reorganización curricular por ciclos, como lo determina la Alcaldía de Bogotá (s.f). El proceso de organización curricular y en particular en el trabajo sobre competencias, centrado en el saber hacer y el concepto de calidad, teniendo en cuenta que la educación es un derecho y su calidad es una forma de ejercer ese derecho. Igualmente, ese derecho debe ser humano, para dar cabida a la reorganización curricular por ciclos que es una “estrategia  pedagógica  y administrativa  que responde de manera pertinente y flexible a los intereses y necesidades que marcan las etapas de vida de los niños, niñas y jóvenes, en relación con sus contextos socioculturales y con los aspectos cognitivo, socioafectivo y físico-creativo, así mismo, busca dar continuidad a los procesos que se desarrollan a nivel de preescolar, primaria, secundaria y media”. Por eso se realizaron

visitas in situ, encuentros zonales y de socialización y el ejercicio de la lectura, acompañada de la perspectiva de género, ciudadanía y convivencia, enfoque incluyente, TIC y oralidad, lectura y escritura.

El distrito de Bogotá (s.f) ha permitido que la educación infantil se convierta en brindar espacios de formación adecuada para la adquisición de nuevos conocimientos que permitan que el estudiante que acceda a un proceso de formación educativa sea autónomo y se prepare para la vida.

Opinión: Los planteamientos sobre educación infantil deben ser únicos y de cobertura universal para el caso colombiano.

3.  ¿Valdría la pena consolidar grupos de trabajo asociado de docentes de preescolar y grado primero que dediquen tiempo extra a la discusión y organización de su trabajo con los infantes?

Absolutamente. Los (as) docentes deben conformar grupos en los que haya un diálogo permanente, en varios campos, como lo propone la Alcaldía de Bogotá (s.f) en lo conceptual, en la práxis, en la formación integral desde las dimensiones del Ser a través de las Artes, los Deportes, la Ciudadanía y la Convivencia, y del Saber desde  las Matemáticas, el Español, la Segunda Lengua, las Ciencias Sociales y  Naturales, en los aprendizajes esenciales para el buen vivir en su propio entorno, como lo propone ED (2013).

Opinión: El problema no es consolidar grupos, sino en hacer conciencia de que los docentes se necesitan ayudarse, cooperar para mejorar las prácticas pedagógicas.

4.  ¿Cómo debe ser la participación de los diferentes componentes de la comunidad educativa?

Según Abello et al (2013) insisten en la importancia de la articulación de la familia y los centros infantiles, para potenciar el desarrollo infantil. La comunidad educativa (estudiantes, docentes, parte administrativa y padres de familia) debe participar en la formación según necesidades, ateníéndose a las características (flexible, permanente, preciso, relevante, coherente.

Opinión: Cada componente de la comunidad educativa debe jugar un rol importante en las instituciones preescolares y el escolar, aunque sus objetivos sean comunes.


Preguntas Generadoras Núcleo 4

Escrito por invypractica8paolangel 16-05-2018 en Dimensiones. Comentarios (0)

1. ¿Cómo debe trabajarse el proceso de aprendizaje de la lecto-escritura en preescolar y primero?

La teoría detrás de la lectura es que leer directamente se hace cosa difícil y por eso se recurre a imágenes porque se aprecia con detalles y se pueden extraer elementos que luego se organizan para transmitir ideas y narrar historias.

Debe trabajarse con el uso de preguntas y respuestas inteligentes y pertinentes encabezadas por un qué, cómo, cuándo que son producto o de la experiencia o del conocimiento del docente en su papel de intervención con base en unas representaciones gráficas y unas palabras u oraciones escritas, pero que el sujeto del aprendizaje entra en un mundo de segmentaciones, fraccionamientos o de integralidad. En estos ejercicios se busca relacionar el dibujo con la palabra, con la oración o se trata de revelar si el niño (a) lee el texto primero o mira el dibujo o ambas cosas a la vez. Es del mayor interés pedagógico el introducir en el texto, lo relacionado con el sentido.

Opinión: El proceso de aprendizaje de leer y escribir debería partir del niño o niña y no del docente porque éste es un formador de estereotipos que no ayudan en este proceso. Además se deberían implementar nuevas estrategias que faciliten este proceso, que lo hagan agradable y que en forma de juego, sean algo atractivo para el niño o niña. Tal es el caso de Lectura Rápida de Glenn Doman, con el que podremos facilitar el aprendizaje lector y a su vez, hacerlo necesario para los niños y niñas, al punto de que sean ellos mismos quienes quieran realizar este "juego".

2. Cómo debe realizarse el proceso de aprendizaje de la matemática?

Las tendencias teóricas para la enseñanza de las matemáticas se orientan a lo debe rodear la didáctica, como es la planificación y el uso de estrategias, ya que le niño tiene habilidades para seleccionar, organizar, ordenar y asociar.

Las matemáticas no deberían enseñarse, ya que el niño y la niña lo rodea una cultura del número y eso se aprende en el hogar diariamente, cuando  oye que el arroz cuesta tanto y el arriendo o los pagos mensuales de la hipoteca son de tanto.

Además se pueden utilizar estrategias que no estigmaticen a las matemáticas como algo obligatorio y difícil, sino como algo que es indispensable para todos los aspectos de su vida. Algunas de ellas pueden ser la asociación de imágenes y  números, juegos que requieran el uso de las matemáticas para su desarrollo, utilizar juegos como "tingo-tango" para reforzar conocimientos adquiridos y que así, todos los estudiantes participen en cada tema que se va a ver. Que las matemáticas sean algo nuevo y no lo típico que es difícil y monótono.

3. ¿Cómo entrelazar las dimensiones y las áreas del aprendizaje?

Una manera de poder entrelazar las dimensiones y las áreas del aprendizaje es utilizar el método de Kolb y adaptarlo a las dimensiones anteriormente relacionadas. Hay que tener muy presente que Las dimensiones no se enseñan sino que se aprenden desde el hogar y lo que hace la educación preescolar es fortalecerlas. En ese orden de ideas, lo que hace la ley 115 de 1994 es orientar ese proceso.

4. ¿Son viables los proyectos lúdicos pedagógicos de aula como articuladores del proceso de aprendizaje?

Son viables cuando este permite que el proceso de aprendizaje sea más enriquecedor y se convierta en un aprendizaje significativo y se asocie a una realidad,  la articulación de cada área del aprendizaje debe estar centrado en fortalecer un desarrollo formativo integral que prepare desde los niños y las niñas con interese de una transformación en la sociedad y en la alternativas que mejoren la calidad de vida y de formación del ser humano.

Articulación del preescolar a la primaria, juego y alegría en primer grado

En el número 13 de Al Tablero comenta:

En esta oportunidad hablaremos de la articulación del preescolar a la primaria, propuesta que está inmersa dentro del factor que se denomina "Educación de la primera infancia". Esta es una propuesta presentada por profesionales de la Dirección de Calidad de la Educación Preescolar, Básica y Media del Ministerio de Educación Nacional, quienes se han puesto a indagar qué pasa en el preescolar y su continuidad con el primer grado.

Lúdica y juego en el preescolar

Se observó que en la misma institución se manejan dos modelos pedagógicos. El preescolar está caracterizado por la lúdica y el juego, dirigido por profesoras preparadas para esa labor con la primera infancia. El grado primero maneja un modelo más rígido. Es como si se pensara que cuando el niño termina el preescolar y pasan los meses de vacaciones: ingresa a primero, y terminan el juego y la lúdica.

"Significa entonces mirar lo organizativo, lo curricular, lo interdisciplinario, enmarcados en el desarrollo armónico global de los niños. Entonces estamos trabajando desde el PEI y el proyecto lúdico pedagógico: matemáticas, sociales, naturales, lengua castellana, buscando que ese paso sea grato, y que no se presente ese abismo entre el preescolar y el primero.

"Si esto se logra, creemos que el maestro de primero ya no tendrá la angustia cuando recibe el curso, porque no se le puede trasladar toda la responsabilidad, la carga de todas las áreas, y además todo el proceso de construcción de la lengua escrita y los elementos nocionales de número. Creemos que esto le corresponde al preescolar, desde la lúdica y el juego y en esto consiste la propuesta", indicó Mabel Betancur.

Opinión: Por supuesto que los proyectos Lúdicos  pedagógicos de aula son articuladores al proceso de aprendizaje, se podría decir que seria una excelente estrategia, para ello podríamos aplicar a nuestra práctica, documentos que tienen alto contenido de esta tiplogia como lo sería el documento: "Bases curriculares para la educación inicial y preescolar", "estamos listos", entre otros documentos que nos confirman este enunciado.


Preguntas Generadoras Núcleo 3

Escrito por invypractica8paolangel 16-05-2018 en Dimensiones. Comentarios (0)

1. ¿Qué diferencias existen entre las dimensiones y las áreas propuestas en la Ley General de Educación?

No hay diferencias substanciales, aunque en la ley General de la Educación las dimensiones se expresan en términos de objetivos y fines, mientras que el Ministerio de Educación Nacional (MEN) ha logrado identificar y categorizar posteriormente  a la ley 115 de 1994 siete (7) dimensiones con una mayor comprensión a raíz de dar los lineamientos curriculares, en particular para la educación preescolar, el PEI y el plan de estudio. Esas dimensiones son:

a)  cognoscitiva 

b)  socio­afectiva 

c)  percepción y motricidad 

d)  lenguaje o comunicativa 

e)  estética 

f)  espiritual y

g)  ética 

Por eso, hoy se habla con claridad sobre las dimensiones porque cada una tiene sus propios atributos, como lo ilustra Jaramillo (s.f).

Opinión: Si la ley 115 de 1994 no hubiera enunciado los objetivos y funciones de la educación, probablemente no se contaría con esas dimensiones  bien categorizadas.

Fue también afortunado que la Ley General de Educación, Ley 115 de 1994 se expresara, como hace el articulo 76.respecto al concepto de currículo, como un “conjunto de criterios, planes de estudio, programas, metodologías, y procesos que contribuyen a la formación integral y a la construcción de la identidad cultural nacional, regional y local" e igualmente  cuando en el “articulo 79 se refiere al plan de estudios, como el esquema estructurado de las áreas o  asignaturas que “forman parte del currículo de los establecimientos educativos.” Porque de esta manera podemos contar con bases bien solidas, y tener claros estos dos términos fundamentales en nuestra práctica pedagógica.

2. Frente a los discursos conocidos en semestres anteriores ¿cuáles son los principales problemas que enfrentan los docentes de preescolar, según las observaciones por usted realizadas y que realmente afectan el proceso de transición hacia el grado primero?

En diferentes investigaciones se ha abordado la relación existente entre el nivel de preparación del niño al ingresar a la escuela y su aprendizaje en los primeros grados de la educación primaria. El estudio de esta relación responde al criterio referido a la necesaria continuidad que debe existir entre la educación preescolar y la escolar como dos eslabones de un proceso educativo único, lo cual está determinado esencialmente por el nivel cada vez mas complejo y elevado de las exigencias de la escuela primaria y por otra parte, por la conciencia de las grandes posibilidades que tiene la etapa preescolar para lograr un mayor desarrollo de los niños de estas edades. 

La edad preescolar constituye una etapa significativa en la vida del individuo, pues en ella se estructuran las bases fundamentales del desarrollo de la personalidad, se forman y regulan una serie de mecanismos fisiológicos que influyen en el desarrollo físico, el estado de salud y en el grado de adaptación al medio. 

La entrada del niño a la escuela constituye un momento fundamental de su vida, va a iniciar el proceso de aprendizaje sistemático de los fundamentos de las ciencias, comienza una actividad seria y responsable: el estudio, que durante toda la vida escolar va a constituir la actividad fundamental y por su cumplimiento será evaluado por los maestros, padres, coetáneos y por la sociedad en general. Este hecho refleja la importancia que tiene para el niño obtener éxito, fundamentalmente en el primer grado, eslabón inicial de este proceso, donde se sientan las bases para el futuro aprendizaje y se adquieren hábitos y procedimientos de trabajo que resultarán básicos para toda su labor posterior como escolar. 

Al incorporarse a la vida escolar, el niño experimenta una reestructuración psicológica esencial, pero este niño que culmina su 6to. año de vida y comienza en el 1er. grado, mantiene aún, las características psicológicas propias de la edad preescolar, dadas por ser el desarrollo un proceso continuo pero paulatino y progresivo, requiriendo del niño un tiempo de adaptación a los nuevos cambios en su vida que puede durar desde los primeros meses hasta incluso todo el curso escolar, en dependencia de sus peculiaridades individuales, construidas de forma particular bajo la influencia del medio familiar y sociocultural en general en que se ha educado. 

Algunos maestros de 1er. grado, en su manejo pedagógico con los niños, pretenden convertirlos bruscamente en escolares, obviando que constituye un período de tránsito de preescolar a escolar, que ocurre en las condiciones físico-ambientales de una escuela, para lo cual hay que prepararse. Constituye una necesidad el asesoramiento a los docentes del 1er. grado en la instrumentación de su labor pedagógica a fin de evitar que se produzca un cambio brusco de una etapa a otra. 

Existe acuerdo a nivel internacional acerca de la trascendencia de la continuidad entre la educación inicial y preescolar y la educación básica. Se coincide en que el tránsito de una etapa a otra debe producirse de manera natural y que debe haber preparación tanto de los niños como de los docentes que están implicados en esta continuidad. 

Opinión: Personalmente veo la dificultad que tienen los maestros en está transición. Muy pocos, por no decir casi ninguno de los maestros con quienes he podido compartir en mi práctica pedagógica, se interesan en lo que el niño siente, piensa o cuales son sus necesidades. He podido notar que en su gran mayoría, los docentes están concentrados en cumplir con las fechas establecidas para temas dados en un plan de estudio, en "meterle" a las buenas o a las malas, el conocimiento al niño, corriendo contra la corriente, pues en ocasiones, pasan por alto lo que es más importante, que es un aprendizaje significativo y que ese aprendizaje sea adquirido de la mejor manera, pues es del docente de quien depende directamente, que el niño o niña encuentre en la escuela un lugar agradable, o que por el contrario, sea este un lugar aburrido y se llegue así a algo crítico, la deserción escolar.

Preguntas Generadoras Núcleo 2

Escrito por invypractica8paolangel 17-04-2018 en Núcleo 2. Comentarios (0)

1.  ¿Cuáles han sido los Decretos y Leyes más benéficos para los niños colombianos?

  • La Ley General de Educación N.° 115 de 1994, la cual Considera que el primer nivel del sistema educativo es l educación preescolar.
  • El Decreto 1860 de 1994 y el Decreto 2247 de 997, establecen normas relativas a la prestación del servicio educativo del nivel preescolar.

Bajo estas normas la educación preescolar busca el desarrollo integral de los niños menores de 6 años, en sus aspectos biológico, cognitivo, psicomotriz, socioafectivo, espiritual y, en particular, del desarrollo de la comunicación, la autonomía y la creatividad.

  • De acuerdo con el Decreto 2247 de 1997, las orientaciones curriculares para la educación preescolar están guiadas por los siguientes principios: organizar e informar; integrar (reconoce el trabajo pedagógico integral y considera al educando como ser único y social en interdependencia y reciprocidad permanente con su entorno familiar, natural, social, étnico y cultural); participar(trabajo de grupo como espacio propicio para la aceptación de sí mismo y del otro); jugar (como dinamizador de la vida del educando mediante el cual construye conocimientos; se encuentra consigo mismo, con el mundo físico y social), y desarrollar iniciativas propias, compartir intereses, desarrollar habilidades de comunicación, construir y  apropiarse de normas, entre otros.

Opinión:

No sólo estas leyes son benéficas para los niños, sino que hay muchas otras normas o hechos sociales que conciernen con el desarrollo integral de ellos (as), como son el código de la infancia y de la adolescencia- Ley 1098 de 2006 que en su Artículo 3°, la cual reza que “Para todos los efectos de esta ley son sujetos titulares de derechos todas las personas menores de 18 años. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 34 del Código Civil, se entiende niño o niña, a todas las personas entre los 0 y los 12 años.”

Como un hecho social e institucional es importante mencionar la creación del Sistema Nacional de Bienestar Familiar (SNBF) mediante la Ley 7 de 1979, que establece las normas para proteger a los niños y niñas, promover la integración; el Decreto 1002 de 1984 relacionada con la Educación Preescolar con una concepción de atención integral a la niñez y con la participación de la familia y la comunidad.

De otra parte, municipios como Bogotá han sido solícitos en dar lineamientos sobre la educación preescolar que han sido instrumentos útiles en lo que a dimensiones pedagógicas se refiere.

2.  ¿Las políticas educativas propuestas actualmente por el M.E.N., realmente inciden en una articulación adecuada?

En la publicación Al Tablero (el número 13) dedica un espacio a la articulación de la educación preescolar a la escuela primaria básica, ahí se recoge la política  del Ministerio de educación Nacional (MEN). La investigación realizada sobre este paso mostró que el preescolar desarrolla lo motriz y lo manual, mientras que lo cognitivo no es algo que se concreta en ese tipo de educación preescolar. Pareciera que existen dos modelos pedagógicos: el preescolar dominado por la lúdica y el juego y el grado primero de la escuela básica primaria predomina la rigidez y la ciencia, pese a que el niño siempre es un ser pensante, una persona activa, que posee un lenguaje, que llega al aula con muchas competencias pragmáticas, semánticas, sintácticas y poéticas.

Opinión:

La educación preescolar debe incluir elementos de matemáticas, lenguaje, ciencias sociales y ciencias naturales y considerar el juego como una herramienta dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje. No se trata de articular forzosamente lo prescolar y lo escolar, sino que sea un continuo y eso requiere que los docentes sean intercambiables, un año en educación preescolar y otro año en grado primero para que, a través de las prácticas pedagógicas logren encajar los conocimientos del preescolar en el primer grado de la escuela primaria básica.

3.  ¿Existe una verdadera política incluyente en la educación colombiana?

La inclusión educativa en Colombia es parte del discurso oficial al ceñirse a la Declaración Universal de los Derechos Humanos que define a la educación como un Derecho Fundamental, sin distingo de etnias, ideologías políticas o condición social. Así que Colombia se ha obligado a fomentar las condiciones necesarias para hacerlo accesible a todos los colombianos. No es insólito que el Artículo 67 de la Constitución Política rece: "A través de este se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura". Uno de los aspectos que más se destacan sobre la inclusión es la educación de las personas con algún tipo de discapacidad. "El Estado apoyará y fomentará la integración al sistema educativo de las personas que se encuentren en situación de discapacidad a través de programas y experiencias orientadas a la adecuada atención educativa y asimismo la formación de docentes idóneos" Artículo 47 de la Ley 115 de 1994. Otra ley 1618 de 2013hace énfasis en la inclusión educativa en Colombia, afirmando que las personas con alguna discapacidad cognitiva tienen derecho hacer parte del sistema educativo convencional, de igual forma dice que la educación de calidad es aquella que tiene en cuenta las necesidades educativas especiales, y en la que estas personas no son excluidas. 

Opinión:

El problema no es exclusivo con las personas incapacitadas, sino que hay segmentos de población donde reina la pobreza y la miseria que, de hecho, están excluidos de una educación de calidad, porque su entorno no permite a los niños o niñas tener acceso a una buena educación, dado que la educación privada es costosa y no es algo extraño que en Bogotá que entreguen la educación a los privados porque parten de la premisa de que estos son los únicos que tienen toda la organización y el conocimiento para brindar educación de calidad.


Preguntas Generadoras Núcleo 1

Escrito por invypractica8paolangel 17-04-2018 en Preguntas Núcleo 1. Comentarios (0)

1.  ¿En cuál etapa del desarrollo se encuentra el niño que culmina su educación preescolar y aspira a la educación básica primaria?

Es una etapa de transición que falta modelar y esta tarea hay que desarrollarla en le escuela básica primaria. De acuerdo a la revista Digital El salto de educación infantil a educación primaria, Temas para la Educación. (2010). Revista Digital para profesionales de la enseñanza. No. 6. Federación de la enseñanza de Andalucía, España,la etapa en que se encuentra el niño que termina la educación preescolar es aquella en la cual se despierta las ganas de aprender de los niños y niñas a través de la motivación y se han puesto las bases de lo cognitivo y afectivo. Esta etapa juega un papel determinante en las estrategias de aprendizaje para el desarrollo, ya que facilita la integridad y disposición positiva de los niños y niñas y logra nuevas formas de autorregulación del comportamiento.

Opinión:

Todo puede ser cierto, pero los tiempos cambian y la pedagogía evoluciona y más en el siglo XXI en el entorno de la globalización y de las tecnologías de información y comunicación. No obstante, es preciso tener en cuenta que el niño o niña que entrega la educación preescolar es un ser asociable, individualista, egoísta, poco cooperativo, elementos estos que hay que moldear en la escuela básica primaria.

¿Cómo ha de ser el paso de una etapa a otra? Para conseguir que el paso de una etapa a otra suceda de la forma más agradable posible, es necesario que el docente reciba una preparación en relación con las formas de actuación pedagógica que le permita ayudar al niño en su adaptación a la nueva situación escolar.  Al incorporarse a la vida escolar, el niño experimenta una reestructuración psicológica esencial, pero este niño que culmina su sexto año de vida y comienza en el primer grado, mantiene aún, las características psicológicas propias de la edad preescolar, ya que el desarrollo es un proceso continuo pero paulatino y progresivo, y requiere un tiempo de adaptación a los nuevos cambios en la vida del niño que puede durar desde los primeros meses hasta incluso todo el curso escolar, en dependencia de sus peculiaridades individuales, construidas de forma particular bajo la influencia del medio familiar y sociocultural en general en que se ha educado.  Otras posibles manifestaciones que presentan los niños al iniciar el primer Grado son las siguientes: a) dificultades en la comprensión de orientaciones y explicaciones durante los primeros meses del curso escolar; b) falta de concentración, manifestando intranquilidad motora, solicitando reiteradamente ir al baño o tomar agua, y c) algunos niños involucionan en la adquisición de hábitos y habilidades.

2.  De acuerdo con este proceso evolutivo, ¿cuáles son los principales intereses de los niños de esta edad (finales de los 5 hasta los 7 años)?

Los principales intereses de los niños y niñas preescolares son conocer, asombrarse e imaginar. Como se presupone que la Educación Infantil constituye una etapa significativa en la vida del individuo, en ella se estructuran las bases fundamentales del desarrollo de la personalidad, se forman y regulan una serie de mecanismos fisiológicos que influyen en el desarrollo físico, el estado de salud y en el grado de adaptación al medio.

Opinión: 

Los intereses del niño o niña dependen del contexto familiar, cultural y socio-económico que lo rodea y por lo tanto no se puede generalizar para todos los niños y niñas que los intereses sean los mismos de manera genérica. Por lo tanto, se requiere hacer más investigación sobre los intereses infantiles por segmentos para reestructurar currículos y prácticas pedagógicas diferentes.

3.  ¿Cuáles son sus referentes con relación a la articulación preescolar – primero de primaria?

Los referentes son los maestros. La entrada del niño a la escuela primaria básica constituye un momento fundamental de su vida, ya que va a iniciar el proceso de aprendizaje sistemático de los fundamentos de las ciencias, comienza una actividad seria y responsable: el estudio, que durante toda la vida escolar va a constituir la actividad fundamental y por su cumplimiento será evaluado por los maestros, padres y por la sociedad en general. La Educación primaria se desarrolla de manera ordinaria entre los 6 y los 12 años de edad y se encuentra organizada en tres ciclos de dos cursos académicos cada uno de ellos.  En esta etapa se adquieren y perfeccionan progresivamente una serie de conocimientos, aptitudes y capacidades que van a ser determinantes en el futuro académico de los alumnos y las alumnas, ya que una sólida formación en aspectos básicos del conocimiento.

Opinión:

Si bien es cierto que los referentes son los maestros, sin embargo, hay aspectos importantes que serían referencia, como son los currículos, las prácticas pedagógicas y el contexto en que se recibe al niño o niña en la escuela básica primaria. El problema con los maestros es que no se comunican ni hay una bitácora o registros de los niños y niñas que pasan a primaria para poder organizar y planificar el trabajo hacia adelante, como ocurre con el campo de la medicina que recibe la paciente con un, historial de vida de la salud y desde ese punto inician su trabajo profesional.

4.  ¿Cuáles deben ser las aptitudes y actitudes de los docentes de preescolar y primaria?

Es necesario creer que hay una continuidad entre Educación Infantil y Educación Primaria. No es sólo trasvasar información de una etapa a otra respecto a los procesos madurativos y de aprendizaje alcanzados por los niños (as) en Educación Infantil. Tampoco consiste en un mero adelanto de los contenidos de la Educación Primaria y de sus metodologías a la Educación Infantil. Por lo tanto, es necesario adecuarse a los cambios en el proceso enseñanza-aprendizaje. El tránsito de una etapa a otra debe producirse de manera natural y debe haber preparación tanto de los niños como de los docentes que están implicados en esta continuidad.  La efectividad de este paso, supone lograr la unidad de ideas y acciones, lo que implica la necesaria integración entre todas las influencias educativas que recibe el niño durante su vida, porque es preciso coordinar el trabajo y las actividades a fin de unificar criterios y modos de actuación, tomando en cuenta los principios de la unidad y la diversidad; la masividad, calidad y la equidad y, del trabajo preventivo. 

Opinión:

No es un problema de aptitud y actitud, ya que lo importante es que se cuente con una instrumentalidad que garantice un desarrollo progresivo, una continuidad lógica y natural, a fin de evitar que se produzcan cambios bruscos de una etapa a otra. Adicionalmente, debe contarse con una organización y en el orden pedagógico con un programa curricular que favorezcan la ampliación y el enriquecimiento del desarrollo del niño, expresado en una rápida adaptación a las nuevas condiciones a las que se enfrenta. Es decir, es un problema del niño o niña. Enfrentar de forma adecuada cambios, no es una tarea fácil para el niño y en ese orden de ideas el maestro es clave en su papel de lograr de articular las dos etapas: preescolar y primaria básica primaria.

5.  ¿Cuáles deben ser las habilidades y características de los docentes de preescolar y primaria?

Los docentes deben llenarse del don de la flexibilidad y entender que hay continuidad y que no hay una ruptura con la etapa anterior, de afianzamiento y ampliación de los contenidos de trabajo. El salto de lo prescolar a la escuela primaria básica suele implicar una ruptura completa tanto en el fondo como en la forma: nuevos profesores, distinta organización y distribución de espacios y tiempos, y sobre todo un cambio en la forma de entender el trabajo en el aula: cambia la metodología y el modo de abordar los contenidos.  Hay que trabajar por proyectos al amparo de nuevas propuestas didácticas para simplificar la didáctica del aula, mediante el uso de un libro de texto elegido, obviando los conocimientos previos adquiridos por los niños, que son muchos y diversos puesto que abarcan todos los ámbitos del desarrollo: afectivo, social, cultural y cognitivo.

El docente debe profundizar en las causas del desencuentro entre ambas etapas, ya que: a) las características de cada etapa son diferentes, así como los hábitos y prácticas de los docentes; b) la “autosuficiencia” es típica entre los docentes de ambas etapas, y c) la ausencia de actitudes positivas por parte de equipos directivos y equipos docentes para logra una coordinación entre etapas.

 Opinión:

Todo lo anterior es válido en relación con los docentes, porque hay otros aspectos a considerar., tales como los contenidos y las metodologías de ambas etapas que es necesario conciliar. No debe hacerse o entenderse como un proceso lineal, reduccionista y esquemático, sino como un proceso de carácter cíclico, teniendo en cuenta un conjunto de elementos pedagógicos comunes a ambas etapas, así como la diferenciación educativa y curricular en ambas etapas. Algunos maestros de primer grado, pretenden convertir a los niños bruscamente en escolares, obviando que constituye un período de tránsito de preescolar a escolar, que ocurre en las condiciones físico-ambientales de una escuela, para lo cual hay que prepararse.  

Debe el docente pensar en las consecuencias del cambio de una etapa a otra, las cuales se pueden producir tanto de inmediato, como incluso, mucho tiempo después. Se trata de dificultades para adaptarse a la nueva situación escolar, perdida de interés en las tareas escolares, necesidad de realizar un mayor esfuerzo para mantenerse concentrados en las actividades, ya que no mantienen los mismos intereses del grupo donde se encuentran, deseo del juego en mayor grado, también pueden manifestarse desajustes emocionales, tales como: retraimiento, irritabilidad, llanto frecuente, negativismo, miedos, intranquilidad, ansiedad, alteración del control de esfínteres y otras no previsibles.  Estas consecuencias podrán provocar conflictos y crisis, más o menos intensas en unos niños que en otros, en dependencia de sus características individuales y la forma en que se maneje la situación en el hogar y en la escuela. 

Es imprescindible el intercambio entre educadores del grado preescolar y los maestros del primer grado de la escuela primaria, que permita precisar en qué aspectos del desarrollo tienen realizaciones los niños o en cuáles presentan dificultades, para poder instrumentar el trabajo pedagógico respondiendo al principio de la atención diferenciada. Como el proceso es algo continuo, se debe obtener que el niño comience a sentir la alegría y satisfacción de ser un escolar, establecer armoniosas y agradables relaciones con su maestro y familiarizarse con el régimen de vida escolar, además de reforzar el desarrollo de las capacidades intelectuales del niño y el dominio de procedimientos para aprender.  Esta preparación del docente tiene como objetivo, favorecer o consolidar el desarrollo que el niño necesita para responder con éxito a las exigencias que plantea el aprendizaje en primer grado, favoreciendo entonces el tránsito de la etapa preescolar a la escolar.